Un dron es una nave el cual ejerce su función remotamente, es decir, es un vehículo aéreo no tripulado, progresa impulsado por los constantes avances tecnológicos, como lo son los motores de explosión, eléctricos o de reacción, manteniendo un vuelo controlado y sostenido.

Es importante resaltar que los drones inicialmente eran para uso militar, llamados vehículos aéreos de combate no tripulados, actualmente su uso por parte de civiles ha aumentado y sus aplicaciones varían, como resultado, muchas empresas se han beneficiado.

En consecuencia en muchos países se ha implantado la regulación de dichos drones y la implantación de nuevas normativas europeas para operaciones seguras de los drones en cielo europeo, garantizando así la seguridad ciudadana.

Uso de drones en la actualidad y en el futuro

Sabemos que la mayoría de civiles le damos un uso solo por diversión, llevándolo a sobrevolar en campos con una cámara, ver los paisajes y también grabarlos, pero asimismo podemos darle un uso extenso para realizar muchas actividades, tales como.

  • Distintos tipos de eventos como recitales, desfiles, cumpleaños, sesiones de fotos y hasta en protestas.
  • Facilitan la vigilancia fronteriza.
  • Facilita la vigilancia en playas, optimizan las labores de los equipos de rescate, ya que son capaces de observar objetos en tiempo real.
  • Inspección y vigilancia de puertos marítimos. 
  • Control del transporte, grabación de matrículas y control de velocidad.
  • Emergencias en escenarios de concentraciones masivas, como rutas de escape y puntos de asistencia médica.

Estos son proyectos que se están desarrollando en torno a los drones, impulsando cambios normativos necesarios para poder integrarlos en las diversas actividades, al mismo tiempo nos facilitará la eficacia en muchos trabajos que sin su ayuda no se podrían realizar de manera positiva.