La inteligencia artificial en los juguetes

El internet de las cosas  últimamente arropa gran parte de  los implementos que utilizamos a diario, no existe en esta época, algún artículo que no esté vinculado con la inteligencia artificial, y si algún campo de nuestra vida donde es necesario este tipo de insumo, es sin duda el sector infantil.

Las diferentes casas fabricadoras de juguetes o elementos lúdicos los cuales aportan entretenimiento y diversión a los infantes, han volteado la mirada hacia el internet de las cosas y en ese sentido, han desarrollado juguetes con esta tecnología, sin embargo, a pesar de esa autonomía no es recomendable dejar los niños, por mucha capacidad que tengan,  solos con estos aparatos.

Partiendo desde ese punto de vista de la supervisión a los niños con los juguetes inteligentes, proyectamos una especie de ranking, mediante el cual se busca orientar sobre qué  artefactos son adecuados y para qué edad.

Algunos juguetes que pueden ayudarte

En el caso de los bebés recién nacidos se debe tomar en cuenta que en estas edades, el infante vive un proceso de exploración constante, su interés está circunscripto a la exploración por medio de los sentidos, de manera que pudiera hacerse el niño de una maraca o sonajero de vivos colores, los cuales llamarán la atención del niño, y por consiguiente su sagacidad será más aguda.

En la medida que este niño avanza en su crecimiento las exigencias en juguetes va creciendo con él, así pues en la cuna le puedes dejar un móvil musical, luego algún elemento de armar y desarmar y más adelante algún entretenimiento que el niño pueda empujar y arrastar. Estos  y muchos otros juguetes generan un doble propósito, uno relacionado con el entretenimiento y el otro vinculado obviamente con fortalecer sus emergentes capacidades.

En el caso ya de la edad escolar, los llamados juguetes inteligentes deben estar enfocados en fortalecer las capacidades cognitivas del infante, por supuesto sin olvidar el objetivo del elemento lúdico, el cual no es otro que entretenerle y distraerle, y en este caso dejar agudizar los sentidos en el proceso de la enseñanza y el aprendizaje.

Dejar un comentario